HALE-BOPP



En el año 1997 tuvimos la oportunidad de gozar de la presencia nocturna del cometa Hale-Bopp, el cometa mas brillante de este siglo. Sus dos colas, una blanca (de polvo) y otra azul (iónica) se pudo apreciar perfectamente desde lugares oscuros alejados de las grandes poblaciones. Incluso desde la ciudad hubo oportunidad de verlo en noches limpias, pero tan solo con su núcleo y parte de la cola blanca. Por su espectacularidad y gran brillo, fue uno de los objetos celestes mas fotografiados tanto por profesionales como por aficionados y principiantes. Su amplitud hacía mas aconsejable la fotografía con focales cortas (50 a 80 mm), y su brillo facilitaba tiempos de exposición que no necesitaban seguimientos largos y especializados por lo que técnicamente fue muy asequible. En estas condiciones la realización de imágenes en las que convivieran y se pusieran en relación elementos cotidianos del paisaje y objetos celestes fue excelente. Puede que tardemos bastante tiempo en observar un cometa al lado de una catedral o de un entorno urbano, etc. Hasta entonces nos quedan las imágenes


Pulsa el icono de la fotografía que elijas y accederás a la fotografía ampliada con comentarios y explicaciones de su contenido y características técnicas.



Todas las fotografías expuestas son propiedad de Ángel Sánchez, te ruego que previamente a cualquier uso que les quieras dar te pongas en contacto con su autor.